Parque Natural de las Bardenas Reales, Comunidad Foral de Navarra
Declarado reserva de la Biosfera por la UNESCO, esta amplia extensión
semidesértica de suelos de arcilla, yesos y areniscas presenta
caprichosas formas esculpidas que asemejan un paisaje lunar.
En las localidades rurales de su entorno, como Arguedas, Buñuel,
o Valtierra se recogieron 59.000 kg de aceites usados.
Icono Sigaus Conclusiones
Conclusiones
Conclusiones
1. Un residuo transversal a la economía

Los lubricantes son un producto presente en múltiples actividades económicas y empresariales, que van mucho más allá de la mecánica del automóvil o el sector industrial.
El dato:

Hasta un 30% de los puntos productores, y del aceite usado recogido, corresponden a instalaciones distintas a los talleres de automoción y la industria.
Conclusiones
2. Productores: ‘muchos de poco’ y ‘pocos de mucho’

Hay un gran número de productores que generan aceites usados en España. La distribución del aceite usado entre ellos cumple el principio de Pareto: unos pocos acumulan la mayoría del residuo, pero hay una ‘larga cola’ de pequeños productores que generan muy poco y que igualmente requieren un servicio de recogida.
El dato:

El 80% del residuo lo acumulan el 25% de los productores. En cambio, acudir y atender a tres de cada cuatro de ellos sólo implica recuperar un 20% del aceite usado.
Conclusiones
3. Recogidas: aún más fragmentación

Para responder a la gran cantidad de puntos productores se presta un servicio aún más fragmentado, ya que se tiene que realizar con cierta continuidad, aún a pesar de que no se acumule mucho residuo.
El dato:

La recogida más frecuente es de sólo 200 kg, el 45% no supera los 500 kg y más de un tercio de las recogidas tuvo lugar en productores muy pequeños (el grupo más numeroso de éstos), donde se retiró una media de sólo 370 kg por recogida (unos dos bidones).
Conclusiones
4. Gran dispersión geográfica

En un análisis territorial, el aceite usado se concentra en grandes áreas metropolitanas e industriales, existiendo un segundo grupo de focos ‘aislados’ de generación (capitales de provincia y poblaciones grandes) y un amplio resto de municipios donde el residuo se dispersa mucho.
El dato:

Estas zonas de dispersión suponen el 82% del territorio, en el que se reparte un 16% del aceite usado, pero el doble de puntos productores (32% del total). En 1.500 municipios de estas zonas sólo se localizó un punto productor.
Conclusiones
5. Largas distancias en las zonas de dispersión

Como consecuencia de la dispersión de productores en las zonas donde se produce poco residuo, las distancias a cubrir para atenderlos son altas, implicando un alto coste logístico, y un limitado retorno económico por el reducido volumen recuperado.
El dato:

Casi un tercio del territorio español está situado a más de 75 km de cualquier centro gestor. De hecho, la distancia media cubierta desde las instalaciones de gestión a los puntos productores en las zonas de dispersión es de 94 km.
Conclusiones
6. Cobertura 100%

En relación con la población y la actividad económica, el servicio financiado por SIGAUS llega a todos los lugares donde hay demanda.
El dato:

SIGAUS recogió aceite usado en 4.830 municipios que abarcan el 97,9% de la población, el 99,8% de la actividad económica, el 99,6% de la actividad industrial, y el 99,6% de los talleres censados en España.
Conclusiones
7. Servicio universal efectivo

La adaptación de la recogida financiada por SIGAUS a todos los lugares en los que se genera aceite usado, independientemente de su ubicación, se ejemplifica en la penetración del servicio en zonas rurales, de montaña, o que no disponen de otros servicios básicos.
El dato:

Se recogieron aceites usados en más de 3.000 municipios rurales de pequeño tamaño (media de 1.164 habitantes), en más de 1.000 municipios de alta montaña (media de 566 habitantes), en 767 municipios sin farmacia (media de 189 habitantes) y en 831 municipios en grandes vacíos de población (media de 184 habitantes). En todos ellos, con desplazamientos exigidos de más de 100 km.
Conclusiones
8. Protección ambiental en zonas de alto riesgo

El objetivo ambiental de la intervención de SIGAUS en la gestión del aceite usado cobra su máximo sentido en la recogida junto a espacios protegidos o recursos hídricos, donde se financia una intensa actividad que evita un elevado riesgo de impacto ambiental.
El dato:

SIGAUS recogió tanto aceite usado como en toda Canarias y La Rioja juntas (unas 8.500 toneladas) en 3.665 puntos productores dentro de espacios protegidos, y una cantidad muy similar en otros tantos productores en el entorno inmediato de los principales recursos hídricos del país.
Conclusiones
9. Financiación adaptada a volumen, distancia y mercado

SIGAUS responde a la realidad de la recogida no rentable mediante un modelo que inyecta más financiación en las zonas geográficas donde se requieren mayores desplazamientos para recoger menores volúmenes, y vincula además las cuantías a abonar a la evolución del valor del aceite usado como materia prima.
El dato:

Dado el bajo precio del petróleo y, por lo tanto, el bajo valor del aceite usado durante 2016, sin los cerca de 3 millones de euros inyectados en la financiación de las zonas de mayor dispersión, no se habría recogido aceite usado en una parte muy importante de ellas.
Conclusiones
10. Evolución de la recogida año tras año

Hay una base importante de instalaciones productoras y de municipios que mantienen una generación continua de aceites usados, junto a un significativo porcentaje del total, en torno a una cuarta parte, en ambos casos, con una generación más puntual y que va ‘rotando’ de año en año.
El dato:

En el periodo 2015-2017 unos 50.000 productores presentaron una generación regular, mientras que otros 20.000 fueron, cada año, nuevos respecto al anterior, y con una generación muy pequeña. En el caso de los municipios, la base se extendería a unos 3.750, recogiéndose cada año en 1.000 municipios nuevos distintos.